RSS

Archivo de la etiqueta: Educación

En educación, no sólo se trata de TIC

Imagen

Cursando el MOOC “Tecnologías de Información y Comunicación en la educación” se me ha dejado de tarea pensar en una serie de preguntas sobre alguna institución educativa en la que esté colaborando.

Las preguntas que buscan guiar la reflexión están encaminadas a identificar una serie de prácticas institucionales que estén pensadas para enfrentar el cambio social que se vive desde la década de los 70´s, fruto de la globalización, el desarrollo acelerado de las TIC y de una serie de modificaciones culturales que han dado paso a la sociedad informacional. Es importante decir que esta presión para el cambio no sólo es compartida por las instituciones educativas en las que tengo la posibilidad de participar, sino que es un reto global  al que las instituciones educativas de todo el orbe, buscan hacer frente con herramientas locales.

Las últimas tendencias del cambio y de la práctica educativa buscan sumarse urgentemente a la inercia de las instituciones sociales que se ven presionadas/ seducidas para integrar TIC en sus procesos administrativos; productivos; de esparcimiento y/o de capacitación. Cómo no hacerlo, si diariamente surgen varias aplicaciones que son consideradas herramientas propicias para fomentar el aprendizaje de las personas y que además sugieren respuestas para problemas como la incapacidad de cobertura al total de la demanda de educación de las naciones. Así mismo, en Internet podemos encontrar a especialistas en educación, tecnólogos, informáticos, empresas de software educativo, foros multidisciplinarios: todos parecen estar al día y ofrecer los mejores avances tecnológicos que podemos implementar en la educación. El ritmo es alucinante, uno no puede pensar mucho en la efectividad de una herramienta cuando ya hay otras en cola para ser implementadas.  Parece impensable proponer una alternativa de cambio que no haga uso de TIC, incluso es común en las instituciones educativas la capacitación de los docentes para que estos hagan un uso adecuado y continuo de ellas, pues al parecer el que no sepan usarlas, son el principal problema para la transición que buscan las escuelas (las visiones cortas suelen encontrar siempre en la práctica docente la principal fuente de los problemas de la educación).

En un mundo en el que la transmisión del conocimiento y la producción económica están determinados por estas tecnologías, es necesario apoyarse en ellas para los procesos de aprendizaje y para la inserción laboral de los sujetos. Sin embargo, la respuesta para la educación no está sólo en las TIC. Es cierto, tenemos nuevos canales y soportes para los actos educativos basados en la colaboración, sin embargo, en un espacio social con personas que no están acostumbradas a colaborar con más personas de su entorno próximo, estos soportes son espacios infértiles, no sólo por la incapacidad técnica para su utilización, sino porque para colaborar se requiere más que competencias en el dominio de la tecnología.

Así que además de pensar en cómo hacemos para incorporar las TIC en procesos educativos, se tienen que proponer actividades que propicien la colaboración con los otros; actividades que lleven al estudiante a entender estas tecnologías como una oportunidad para estar en contacto en la distancia física y a potencializar las actividades presenciales sin separar a quienes comparten espacios geográficos.

El manejo de estas tecnologías se puede aprender de manera indirecta, los integrantes de la sociedad hacen un uso tan frecuente de ellas (basta con que observes cualquier lugar público para encontrar al menos a una persona utilizando TIC)  que no siempre es necesario capacitarlos para enseñarles cómo manejarlas.

Lo complicado es el uso crítico de ellas ¿cómo podemos estar conscientes del impacto negativo que puede tener en nuestras vidas? ¿cómo identificar las ocasiones en que puedo valerme de ellas para potencializar mi trabajo? Así, más que pensar en qué herramienta me sirve para mi clase por sus características técnicas, es necesario detenerse y voltear la mirada a estrategias que desarrollen competencias digitales para su uso adecuado, por ejemplo, estrategias de crowdsourcing en la que la primera tarea de los estudiantes sea identificar compañerxs con los que comparta intereses y con quienes pueda plantear objetivos comunes; esto, y no el manejo de TIC es lo realmente complicado. Si utilizamos la tecnología sin pensar en qué, cómo la utilizamos, cómo nos beneficiamos de ella y cómo apoyamos a los demás con ella, seremos lo que Howard Rheingold llama: “…componentes  más eficientes de una máquina global de generación de la riqueza.”

 
3 comentarios

Publicado por en 27 mayo, 2013 en Sin categoría

 

Etiquetas: , , ,