RSS

¿Por qué implementar tecnologías en el proceso educativo?

La sola idea de proponer generar espacios para la formación académica soportadas en TIC hace emerger, como mínimo, dos posturas: rechazo total (normalmente suelen darse por problemas de tipo generacional, falta de acceso a la tecnología, etc.) o la idea de que ésta podrá mejorar ampliamente el proceso educativo (por sus formatos multimedia y la difuminación del espacio y tiempo como limitantes).

Me parece que antes de tomar una postura sobre las TIC en la educación, tenemos que pensar en el por qué se están implementando (no sólo en las escuelas, sino en todas las organizaciones sociales). Si nos detenemos a pensar, la emergencia y desarrollo de las TIC ha sido tal en los últimos 15 años, que hoy son determinantes para el funcionamiento y organización social: la globalización económica trajo consigo un inminente proceso de globalización cultural que sólo es posible gracias a los canales comunicacionales que ha creado la teleinformática.

Lo anterior representa para las sociedades una serie de demandas que debe cubrir para poder insertarse en este nuevo mundo globalizado y es necesario que genere, entre sus miembros, una serie de competencias necesarias para el desarrollo de un nuevo tipo de economía (de servicios y no de producción) y un nuevo tipo de sociedades (informacional y no de producción).

¿Qué papel juega la escuela ante este nuevo escenario? El mismo que jugó en las sociedades de producción: la formación de recursos humanos capaces de insertarse a estas nuevas dinámicas sociales. La escuela tradicional, muchas veces criticada, cumplía con una función (y lo hacía bien): el formar a personas con características necesarias para adaptarse a un sistema estructurado, fuertemente jerarquizado, especializados en una sola área del saber.

En la actualidad, eso es obsoleto. Se requiere de personas capaces de cambiar constantemente (según como el mercado lo demande) y conscientes de lo oportuno que es aprender constantemente (aprender a aprender) para dar frente a las exigencias que el mercado laboral le presente y capaces de trabajar en equipo para la resolución de problemas.

Quizá siga sin estar claro el papel de las TIC en la educación hasta ahora. Pues bien, la posibilidad de aprender a aprender y de la educación continua es mucho más plausible gracias a la gran capacidad que tiene Internet para guardar y proveer información de cualquier tipo; así mismo, las competencias de colaboración y trabajo en equipo son posibles en plataformas tecnológicas diseñadas para el proceso educativo en línea, el cual, casi desde sus inicios, tiene como fundamento pedagógico el constructivismo social y el aprendizaje colaborativo en red.

Les dejo una entrevista con Manuel Castells, creador del concepto Sociedad Informacional e investigador de los cambios sociales de las últimas décadas:

Y a ti ¿te parece que la implementación de las TIC en la educación es una opción, una necesidad o una obligación?

Vale, salud.

Anuncios
 

El comienzo

Saludos a todos los posibles lectores de este espacio de interacción que, como miles, tiene como objetivo presentar (y en los casos que la mente nos dé para ello, analizar) temas de educación, ambientes de aprendizaje y la tan ya mencionada inclusión de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación a los procesos de formación académica.

Soy egresado de la Lic. en Comunicación y Tecnología Educativa por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos y Diseñador Instruccional del Instituto Nacional de Salud Pública (México).

Bienvenidos!!

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 mayo, 2010 en Sin categoría

 

Etiquetas: